BITÁCORA

Transferencia tecnológica en México, el reto de la Red OTT

En México está consciente de que los procesos de crecimiento y desarrollo económico están relacionados a la innovación y transferencia de tecnologías, sin embargo aún falta por acelerar los procesos de vinculación entre los diferentes actores que se involucran en estos procedimientos, consideró en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, la maestra Silvia Patricia Mora Castro, presidenta del Consejo de la Red de Oficinas de Transferencia de Tecnología en México A.C. (OTT).

“El ecosistema de innovación en México es maduro, es decir, todos los actores ya están desarrollados, los fondos de inversión, las OTT con un nivel uniforme y por supuesto la comunidad científica, ahora el reto que enfrentamos es sistematizarnos para poder acelerar la transferencia tecnológica, porque después de la maduración viene la aceleración”.

Como parte de las conclusiones por los trabajos realizados en el VI Congreso Red OTT, Invertir para innovar, innovar para competir, la presidenta del consejo de la Red OTT declaró que el reto inmediato y donde concentrarán sus mayores esfuerzos es en insertar a la industria en el ecosistema de la transferencia tecnológica, mostrarle los beneficios y generar mayor confianza en los desarrollos que se hacen en México.

El VI Congreso Red OTT, celebrado en el Complejo Cultural Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, en la primera semana de noviembre, contó con más de 350 participantes y unas 60 personas más entre talleristas, ponentes y organizadores. En el encuentro se expusieron las estrategias de cambio que funcionan en otros países, sobre todo en EEUU, donde las demandas de la sociedad dictan un parámetro importante dentro del desarrollo científico y la innovación tecnológica.

Patricia Mora Castro recordó que la OTT México nació en 2012 como un proyecto de colaboración entre varias instituciones tanto públicas como privadas para discutir sobre un tema en común, la búsqueda de estrategias para comercializar los resultados de la ciencia generada en las universidades en México.

Entre sus objetivos se fijaron compartir buenas prácticas, profesionalizar actividades y generar indicadores de la transferencia de la ciencia y la tecnología en México. En este sentido refirió que en nuestro país se generan aproximadamente 1,300 patentes por año, de las cuales de 400 a 600 han sido canalizadas a través de las OTT de las universidades.

Mora Castro añadió que hasta el 2015 tienen reportadas 150 startups que fueron creadas bajo el amparo de OTTs. Las startups son empresas emergentes que tienen un sustento tecnológico e innovador en el desarrollo de nuevos productos que demanda la sociedad.

La Red, que agrupa a más de 117 OTTs en toda la república, también emite una convocatoria anual desde hace 4 años, con la finalidad de atraer proyectos de emprendimiento científico- tecnológico que promuevan la creación de estos modelos de empresa. En 2016 la Red OTT recibió un promedio de 50 propuestas de emprendedores científicos y este año poco más de 30.

“La convocatoria es anual y se alinea con nuestro congreso, pero en general hemos recibido un promedio de 30 proyectos de startup por año, no obstante de este número sólo una tercera parte se llega a constituir de manera concreta”.

Cambiar para buscar mayores apoyos y autonomía

En junio de 2017 la Red OTT cambió para convertirse en una asociación civil, con la intención de evolucionar y generar recursos propios que los ayuden a impulsar nuevas necesidades.

Mora Castro recordó que la Red OTT nace apoyada con recursos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y de la Secretaría de Economía a través de fondos sectoriales, sin embargo indicó que no siempre pueden estar dependiendo del recurso público y acorde a su filosofía de emprendimiento su responsabilidad también incluye crecer y dar continuidad a las necesidades emergentes.

Como parte de estos cambios se consolidó una nueva estructura organizacional, lo que dijo, le permitirá a la red moverse más rápido pues no será un organismo cuya dependencia resida en las instituciones con las que colabora, sino que ahora se trata de una entidad que tiene una estructura operativa propia, lo que facilitará la movilidad y la toma de decisiones.

“Se crea un consejo directivo orientado a las necesidades de los miembros, con funciones para definir estrategias que marquen el rumbo de la transferencia tecnológica en México. Una de estas estrategias es la incidencia y propuesta de políticas públicas a través de una dirección que estará encargada de mantener el vínculo con las áreas o instancias de gobierno”.

Otros cambios que mencionó se refieren la relación con la industria y la forma de acercarlos a la comunidad científica para que los procesos tradicionales evolucionen y las empresas sean más creativas y para conseguir estos objetivos será importante la capacitación y generación de alianzas con otros organismos que certifiquen las competencias como centros de apoyo para la transferencia tecnológica.

En este nuevo periodo también se crea la dirección de emprendimiento de base científica y fondos de inversión. Mora Castro explicó que esta área también permite pilotear que un proyecto científico pueda ser de interés para un inversionista o empresa.

“Hemos empujado el tema de identificar proyectos emprendedores, les damos entrenamiento, trajimos fondos de inversión para darles una capacitación adecuada, sobre todo al científico para que este tenga el lenguaje adecuado para presentar su proyecto de negocios y conseguir un fondo de inversión. En esta parte, no se busca hacer una exposición de la metodología científica, sino un pitch o presentación de cómo el producto llegará al mercado, en qué tiempo y cuándo recuperará el fondo su inversión”.

Finalmente, añadió que en esta nueva administración se acordó pagar una membresía, además de que la Red OTT México estará abierta no sólo a oficinas de universidades u organismos públicos o privados, sino también a científicos, emprendedores y a la industria, a la que se le brindará una oferta clara de valor.

Fuente: CONACYT.

Deja tu comentario

*

*

 

IMPORTANTE:
Sí: El usuario podrá preguntar, felicitar, realizar críticas constructivas y/o contribuir con opiniones relevantes en el campo de la ingeniería e infraestructura.
No: Molestar, intimidar o acosar de ninguna manera.Tampoco utilizará el espacio para la promoción de productos o servicios comerciales, así como de cualquier actividad que pueda ser calificada como SPAM.

Para saber más consulta los Términos de Uso de INGENET.