BITÁCORA

Inmunidad al COVID-19 durará al menos 5 meses, dice la ciencia

Con la pandemia del coronavirus en constante avance y ya infectando a más de 38 millones de individuos en el mundo, la humanidad se pregunta si habrá una forma de frenar al SARS-CoV-2. Ahora, gracias a una nueva investigación presentada en la revista Immunity, la esperanza ha regresado. Esta ha planteado nuevamente que la inmunidad al COVID-19 puede ser de 5 meses e incluso más.

“Se han expresado muchas preocupaciones acerca de que la inmunidad contra COVID-19 no sea duradera. Utilizamos este estudio para investigar esa cuestión y encontramos que la inmunidad es estable durante al menos cinco meses”, dijo Deepta Bhattacharya, coautor del estudio.

Asimismo, el también profesor asociado del departamento de inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arizona, en Tucson, recalcó que este estudio podría ofrecer uno de los resultados más fiables hasta la fecha. Esto debido a la capacidad superior de detección de sus ensayos serológicos debido al uso de antígenos independientes del SARS-CoV-2.

Los sobrevivientes tienen al menos 5 meses de inmunidad

“Concluimos que los anticuerpos neutralizantes se producen de manera estable durante al menos 5-7 meses después de la infección por SARS-CoV-2”.

La investigación se realizó en 5.882 individuos voluntarios del territorio de Arizona a los que se les hizo seguimiento por 7 meses desde que se comprobó que eran seropositivos para el COVID-19. Los investigadores realizaron el seguimiento en dos partes. Primero, midieron la respuesta inmune primaria del organismo que libera células plasmáticas de corta duración. Estas, a su vez, producen los primeros anticuerpos que atacan al SARS-CoV-2 y que son detectables después de dos semanas de haberse infectado.

Muchos de estos anticuerpos efímeros desaparecieron en las siguientes semanas. No obstante, esto no implicó que el cuerpo se quedara indefenso. De hecho, acá entró en juego la respuesta inmune secundaria que también libera células plasmáticas. Sin embargo, estas son de larga duración y generan anticuerpos especializados, de más calidad y mucho más resistentes en el tiempo.

Esta segunda respuesta produjo dos tipos de anticuerpos neutralizantes y un tipo de anticuerpo nucleocápside. De estos, los dos primeros se mostraron en niveles estables durante los primeros 5 meses. Igualmente, en algunos individuos la inmunidad al COVID-19 se mantuvo hasta por 7 meses. Mientras tanto, los anticuerpos nucleocápsides ya no eran detectables después del periodo mínimo de 5 meses.

En general, todos los individuos generaron esta misma combinación tríadica, teniendo solo 1 entre casi 6 mil que no desarrolló anticuerpos neutralizantes. Por lo que, se pudo establecer un patrón común en la composición de la respuesta inmune a largo plazo de nuestro organismo.

No obstante, la fuerza de la respuesta –y la cantidad producida de cada uno de estos anticuerpos– dependió originalmente de la gravedad del cuadro de coronavirus.

“En relación con los casos leves de COVID-19, los individuos con enfermedad grave exhibieron títulos de neutralización de virus elevados y anticuerpos contra la nucleocápside (N) y el dominio de unión al receptor (RBD) de la proteína espiga”, comentaron los autores en su estudio.

¿Qué implica esto para el mundo?

Como vemos, estas cifras son más alentadoras que los 2 meses y 4 meses respectivos que otras investigaciones nos dieron recientemente. Según Bhattacharya, estos primeros resultados podrían haber llegado debido a que solo se tomaron en cuenta para los análisis las células plasmáticas inmunes de vida corta.

Pero, haber comprobado que la inmunidad al COVID-19 tiene una duración de al menos 5 meses ofrece una solo una pequeña tranquilidad.

De hecho, esta inmunidad de menos de un semestre sigue siendo bastante efímera. Por lo que da espacio para que posiblemente se generen casos de reinfección dentro de un mismo año.

A la larga, estos cortos períodos de inmunidad podrían estarnos indicando que el SARS-CoV-2 llegará a ser un virus endémico. Por lo que, aprender a lidiar con él no solo será importante para superar esta pandemia, sino posiblemente también para aprender a lidiar con él como una nueva parte de nuestra realidad.

Sin embargo, los resgistros de la investigación solo hicieron seguimiento de los anticuerpos neutralizantes hasta 7 meses después de la infección. Por lo que, según los investigadores, nuevos estudios podrían revelar que la inmunidad es más larga de lo que pensamos y liberar al mundo de un futuro con un COVID-19 endémido.

Por ahora, tanto una posibilidad como la otra están por probarse. Solo nos quedará por ver cuál vencerá al final.

Fuente: Agencia ID.

Deja tu comentario

*

*

 

IMPORTANTE:
Sí: El usuario podrá preguntar, felicitar, realizar críticas constructivas y/o contribuir con opiniones relevantes en el campo de la ingeniería e infraestructura.
No: Molestar, intimidar o acosar de ninguna manera.Tampoco utilizará el espacio para la promoción de productos o servicios comerciales, así como de cualquier actividad que pueda ser calificada como SPAM.

Para saber más consulta los Términos de Uso de INGENET.