BITÁCORA

Banco de Germoplasma de Actinobacterias del Ciatej

El Banco de Germoplasma de Actinobacterias del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej), unidad Sureste, cuenta con aproximadamente 600 especies destinadas a la investigación y vinculación científica enfocada en la búsqueda de nuevas moléculas para el desarrollo de aplicaciones biotecnológicas.

4 germoplasma

“El banco cuenta con un gran potencial de poder encontrar moléculas novedosas que puedan emplearse para el desarrollo de nuevos productos que puedan aplicarse en las áreas agrícola, de salud humana y animal, así como poder vincular investigadores de otras instituciones que requieran emplear moléculas de los microorganismos conservados para desarrollar sus proyectos de investigación”, señaló en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt Zahaed Evangelista Martínez, investigador titular del Ciatej, unidad Sureste.

El doctor Zahaed Evangelista se involucró en el estudio de la biología de las bacterias Streptomyces, pertenecientes al orden de los actinomicetos, desde la realización de sus estudios de doctorado, enfocándose en el estudio de los mecanismos moleculares de la expresión de las enzimas lipasas extracelulares.

A partir de 2008, el investigador comenzó a desarrollar en el Ciatej un proyecto de investigación orientado al aprovechamiento de la diversidad microbiana de los suelos, donde surgió la iniciativa de conformar un banco de germoplasma de actinobacterias.

“La idea era generar este banco de germoplasma, que básicamente está formado por dos componentes: los microorganismos y las fichas de identificación con las principales características de cada uno de estos, como son atributos morfológicos, bioquímicos, antimicrobianos, entre otros, de tal manera que tenemos una especie de biblioteca”, indicó.

A partir de moléculas producidas por una bacteria del género Streptomyces del banco de germoplasma, actualmente se desarrolla un proyecto encaminado a combatir la Candida albicans, una levadura patógena oportunista de humanos.

Con los doctores Alejandro Huerta Saquero y Angélica Moreno Enríquez, investigadores del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Marista de Mérida, respectivamente, se busca establecer una colaboración encaminada a emplear la enzima L-asparaginasa de alguna de las cepas del banco para terapia complementaria en el tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda en niños.

Estudios y patentes del Ciatej sobre actinomicetos

Los estudios que los especialistas del Ciatej realizaron a los primeros microorganismos aislados se enfocaron en buscar aquellos con capacidades para inhibir otros microorganismos patógenos.

Desde 2011, los investigadores generaron dos solicitudes de patente sobre la actividad de las bacterias del género Streptomyces en el combate de hongos que afectan cultivos de plantas, con la finalidad de poder desarrollar formulaciones que puedan ser aplicadas en el campo y ayudar a controlar diversas afectaciones provocadas por hongos en cultivos.

Los certificados de patente de estos desarrollos fueron otorgados recientemente por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y a estos se suma una nueva solicitud de patente que lleva por título “Cepa de Streptomyces sp. con actividad contra microorganismos fitopatógenos, composición que la contiene y uso de la misma”, registrada en el presente año.

“Esta nueva solicitud de patente que desarrollamos tiene que ver principalmente con la aplicación de moléculas producidas por estas bacterias en el combate de hongos que afectan los frutos en la etapa poscosecha, que es un aspecto muy importante para tener una adecuada conservación y condiciones de inocuidad en los alimentos y, por otra, respecto a las pérdidas económicas por la pudrición acelerada de los frutos provocada por hongos”, apuntó el investigador.

Aprovechamiento de la biodiversidad en México

Para Zahaed Evangelista, la diversidad de ecosistemas, suelos y condiciones ambientales en México representa una gran oportunidad de poder encontrar microorganismos que tienen el potencial de producir nuevas moléculas de interés científico y biotecnológico.

“Eso representa para México una oportunidad de investigación muy fuerte en la búsqueda y desarrollo de moléculas que puedan tener aplicaciones en distintas áreas, como la medicina, la veterinaria y la agricultura”.

Claudia Torres Calzada, colaboradora del Ciatej en los estudios sobre bacterias del género Streptomyces e investigadora adscrita al Centro de Ciencias Genómicas de la UNAM, señaló que debido a la trascendencia que tienen las actividades agrícolas en México es necesario continuar en la búsqueda de alternativas que permitan reemplazar el uso de los fungicidas sintéticos.

“Con miras a lograr una agricultura sustentable desde un enfoque de manejo integrado de las enfermedades en los cultivos”, indicó.

Fuente: CONACYT.

Deja tu comentario

*

 

*

IMPORTANTE:
Sí: El usuario podrá preguntar, felicitar, realizar críticas constructivas y/o contribuir con opiniones relevantes en el campo de la ingeniería e infraestructura.
No: Molestar, intimidar o acosar de ninguna manera.Tampoco utilizará el espacio para la promoción de productos o servicios comerciales, así como de cualquier actividad que pueda ser calificada como SPAM.

Para saber más consulta los Términos de Uso de INGENET.