BITÁCORA

Roberto Romo, de la sencillez del campo a las complejidades de la física cuántica

Era un adolescente apasionado por la física, impresionado por la mecánica y el electromagnetismo, pero ni siquiera imaginaba que estudiaría un doctorado y que se convertiría en investigador, estudioso de la física cuántica.

El doctor Roberto Romo Martínez es profesor investigador de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), quien por sus 30 años de destacada trayectoria profesional, obtuvo recientemente el Premio al Mérito Académico, otorgado por la universidad.

Originario de San Quintín, zona rural ubicada al sur del municipio de Ensenada, Roberto Romo vivió sus primeros 10 años de vida sin acceso a luz eléctrica ni vialidades pavimentadas que conectaran el poblado con la zona urbana.

“No había carreteras ni calles pavimentadas. En cuanto a escuelas, no existió ninguna preparatoria en San Quintín durante el tiempo que yo hice mis estudios de primaria y secundaria, y justo cuando terminé la secundaria se abrió la primera preparatoria”.

Desde la secundaria le atraían las matemáticas, pero fue hasta la preparatoria cuando descubrió que la física sería su campo para desarrollarse profesionalmente, incluso sin saber que en el campus Ensenada de la UABC ya se ofertaba la carrera.

“De la física me atraía mucho que se pudiera explicar el funcionamiento de las cosas con teorías bien sólidas como la mecánica de Newton, que se pudiera explicar el funcionamiento de máquinas simples, que se puedan hacer, por ejemplo, predicciones astronómicas, cómo funcionan las máquinas, los motores de los autos, varias ramas de la física están involucradas, electricidad, magnetismo, mecánica”.

Con su vocación definida, en 1982 Roberto Romo se trasladó a la ciudad de Ensenada para ingresar como estudiante a la carrera de física en la Facultad de Ciencias de la UABC, donde pudo conocer un panorama más amplio de los campos que abarca esta disciplina.

“Al entrar, vi todo el amplio espectro de la física, la física está prácticamente en todo lo que nos rodea, cómo funciona una impresora, cómo funciona una lámpara, un monitor, un transistor, un motor de auto, los celulares, me quedé impresionado de la amplia gama de áreas de la física”.

Un especialista en estructuras semiconductoras

Como parte de su tesis de licenciatura, Roberto Romo desarrolló un estudio sobre escalas de tiempo en las que electrones atraviesan capas de material semiconductor, un problema de cálculo de relevancia porque los sistemas que se construyen a partir de semiconductores son la base de dispositivos electrónicos.

Al terminar su carrera en 1987, se incorporó a un programa de maestría y doctorado en física de materiales que ofrecía el Departamento de Física Aplicada del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el posgrado, llevó su tesis de licenciatura a un mayor nivel de complejidad con investigaciones de superredes semiconductoras, arreglos de capas alternadas de materiales semiconductores.

“Son dos materiales combinados haciendo varias capas y se llaman superredes porque están formados por decenas de capas alternadas; se les puso el nombre de superredes desde la década de 1980, se estudiaron mucho en ese tiempo por sus aplicaciones en la electrónica”, explicó Roberto Romo.

Para el doctorado, su capacidad de investigar le permitió desarrollar estudios sobre superredes finitas y específicamente sobre fenómenos de transporte: cómo los electrones se transportan en el interior de las estructuras de los semiconductores.

“Entonces hice estudios de corriente electrónica a través de esas estructuras, pero no corriente como lo maneja electricidad y magnetismo, sino que aquí está regido por los principios de la física cuántica; los electrones no se pueden ver como canicas, sino como entes que tienen asociadas funciones de onda, es así como los concibe la mecánica cuántica”.

Aportaciones en física cuántica

En 1995, Roberto Romo concluyó sus estudios de doctorado, especializado en física de materiales, y en 1996 fue contratado por la UABC como profesor investigador de tiempo completo.

Pero su integración como investigador universitario no fue fortuita. A lo largo de sus estudios de posgrado trabajó de forma paralela como profesor de asignatura en la Facultad de Ciencias y en la entonces Escuela de Ingeniería, hoy Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño (FIAD).

Además, su codirector de tesis de licenciatura, maestría y doctorado fue el primer investigador del área de física que tuvo la UABC, el doctor Alberto Rubio Méndez, con quien publicó cuatro artículos internacionales.

Así, con el pie derecho, Roberto Romo emprendió su trayectoria como investigador y continuó desarrollando nuevas líneas de estudio, todas relacionadas con los temas por los que se interesó desde el inicio de su formación.

“Estuve un año en la Universidad de Ohio, en 2004-2005, y ahí trabajé en lo que llaman sistemas espintrónicos, en lugar de electrónico, porque en lugar de ser el electrón el objeto que transporta la información es otra cantidad que se llama espín del electrón”, refirió.

Como investigador, también ha realizado estancias en la UNAM y en la Universidad Católica del Norte, en Chile, desde donde ha incursionado en la resolución de problemas de transporte en arreglos de puntos cuánticos.

“He estudiado decaimiento cuántico de átomos ultrafríos confinados en trampas ópticas, son otros los sistemas, muy diferentes a los que se estudiaron en el siglo XX, se trata de átomos, objetos más grandes que las partículas subatómicas que decaen de los núcleos”.

Consideró que esta línea de estudio se deriva del desarrollo tecnológico que ha creado herramientas para controlar los átomos de manera individual, lo que era inimaginable el siglo pasado.

“Me siento muy contento de haber estudiado esta carrera y disfruto todos los días de mi trabajo, prácticamente me pagan por hacer lo que me gusta hacer y es privilegiado trabajar en algo que a uno le gusta mucho”, concluyó.

Fuente: CONACYT.

Deja tu comentario

*

*

 

IMPORTANTE:
Sí: El usuario podrá preguntar, felicitar, realizar críticas constructivas y/o contribuir con opiniones relevantes en el campo de la ingeniería e infraestructura.
No: Molestar, intimidar o acosar de ninguna manera.Tampoco utilizará el espacio para la promoción de productos o servicios comerciales, así como de cualquier actividad que pueda ser calificada como SPAM.

Para saber más consulta los Términos de Uso de INGENET.