BITÁCORA

Elefantes de la selva africanos en peligro crítico de extinción

El elefante de selva también llamado Loxodonta cyclotis, perdió un 80% de su población en 30 años, dijo la UICN en su informe, debido a la destrucción de su hábitat y los cazadores furtivos que han diezmado la población. Tan sólo en los últimos 30 años, se perdió el 86% de su población.

Por lo que ahora se considera que está en peligro crítico de extinción, advirtió la UICN el jueves en una actualización de su lista roja de especies amenazadas.

Este tipo de elefante es más pequeño que su pariente de las sabanas, y vive principalmente en los bosques y selvas de África central y Occidental.

Sin embargo, los elefantes de la sabana, los Loxodonta africana, también han sido afectados, ya que en los últimos 50 años, su población descendió al menos 60%, por lo que se encuentra clasificada como una especie “en peligro”.

Los elefantes de la selva ocupan actualmente sólo una cuarta parte de su territorio original y las poblaciones más importantes se encuentran en Gabón y en el Congo. Por su parte, el elefante de sabana prefiere un hábitat más abierto en África subsahariana.

La distinción entre ambas especies de elefantes fue realizada recientemente por la UICN, la clasificación de las dos especies “subraya las presiones constantes a las que deben hacer frente estos animales emblemáticos”, dijo Bruno Oberle, director general de la organización, una de las principales organizaciones mundiales que trabajan por la conservación de la biodiversidad.

“Los elefantes no van a desaparecer de África de la noche a la mañana”, dijo Benson Okita Ouma, de la oenegé Salvar a los Elefantes y copresidente del grupo de especialistas de elefantes africanos en la UICN.

Pero “esta clasificación debe servir de advertencia de que si no cambiamos el curso de las cosas, tenemos buenas posibilidades de ver estos animales afectados por la extinción”, señaló.

Hace 50 años, alrededor de 1.5 millones de elefantes recorrían toda África, no obstante, el censo más reciente de grandes mamíferos en 2016 se redujo a 415 mil.

Esta disminución debería “activar la alarma”, estima, Okita Ouma, aunque el próximo censo no se espera hasta 2021 o 2023.

Fuente: Agencia ID.

Deja tu comentario

*

*

 

IMPORTANTE:
Sí: El usuario podrá preguntar, felicitar, realizar críticas constructivas y/o contribuir con opiniones relevantes en el campo de la ingeniería e infraestructura.
No: Molestar, intimidar o acosar de ninguna manera.Tampoco utilizará el espacio para la promoción de productos o servicios comerciales, así como de cualquier actividad que pueda ser calificada como SPAM.

Para saber más consulta los Términos de Uso de INGENET.